Una opción diferente para pasar el verano en Buenos Aires es recurrir a los espejos de agua que abundan en la provincia. Deportes, campings y playas.

Monte
Ubicada en la localidad de San Miguel del Monte, a 110 kilómetros de Capital Federal. Tiene 650 hectáreas de extensión y una profundidad máxima que llega a los 4 metros.

Sobre la avenida costanera se esparcen distintos campings, clubes, hoteles, cabañas y restaurantes. Los deportes que se pueden practicar en este espejo de agua son windsurf, canotaje y motonáutica. Además, hay una escuela de optimist.

Se alquilan caballos y bicicletas para recorrer los alrededores y disfrutar de la naturaleza a pleno, y de sus especies faunísticas: garzas, gallaretas, patos y cisnes de cuello negro.

Dique de por medio, se encuentra la laguna de Las Perdices, la más preferida por los pescadores (es más grande y tranquila). El Club San Huberto se localiza en sus orillas y abre sus puertas para quienes quieran alquilar botes, tomar clases de pesca y acampar.

Para visitar en la ciudad, se destaca la iglesia colonial y el «Rancho de Rosas», una construcción histórica trasladada completa desde la estancia Los Cerrillos.

Más información: Dirección de Turismo de San Miguel del Monte. Av. Costanera y F. Martínez. Tel. http://monte.gov.ar/vivimonte/

Lobos

La laguna se encuentra a 115 kilómetros de Capital y a 15 de la ciudad de Lobos. Tiene 80 hectáreas y una profundidad de 1,70 metros.

El espejo de agua se enmarca en una zona de abundante vegetación, con gran variedad de aves silvestres y acuáticas. En sus aguas se practican diversas especialidades náuticas, siendo además un importante pesquero del pejerrey, de carpas y tarariras.

Sobre la ribera se extienden los restaurantes, clubes y camping, que ofrecen parcelas para acampar con mesas, bancos y parrillas; casillas, botes, motores, bicicletas de agua para alquilar; artículos de pesca; juegos para niños; sanitarios con duchas y agua caliente.

En los alrededores, puede visitarse el Aero Club -y realizar saltos de paracaidismo-, el parque Hiriart y la casa museo de Juan Domingo Perón, entre otros lugares de la ciudad.

Más datos: Lobos. Salgado 40. Tel.: (02227) 431450/4. E-mail: subcom@lo.mun.gba.gov.ar http://lobos.tur.ar/

San Vicente

Vecina a la ciudad del mismo nombre, y a 45 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, la laguna de San Vicente presenta 180 hectáreas para disfrutar la naturaleza.

Llamada en época colonial «Laguna del Ojo», era el centro de una merced de legua por legua y media que recibiera Cristóbal Ximenez, siendo el primer propietario hispano criollo del lugar.

El calor permite unos chapuzones refrescantes e invita a la práctica de deportes acuáticos como el windsurf, el kayakismo, y otras actividades recreativas como paseos en bote. Una zona de tupida vegetación, cubierta por juncos y pajonales, favorece la captura de tarariras y ranas -especialidad de los restaurantes locales-.

A unos pocos pasos está la ciudad, donde puede visitarse el Museo Sanvicentino (se exhiben testimonios del pasado del lugar), el boulevard Sarmiento –la vía principal- y la que fuera quinta del General Perón, en el marco de una destacada zona residencial.

Más información: Dirección de Turismo, teléfono: (02225) 481411/481011. http://www.sanvicente.gob.ar/turismo.html

Chascomús

Se trata, quizás, de la más concurrida y popular de las lagunas cercanas a la Ciudad de Buenos Aires. Tiene un largo de 14 kilómetros y un ancho de 4 (profundidad media, 2 metros).

Este clásico espejo con costas que alternan playas y barrancos es el más importante del sistema palustre de «Las Encadenadas», compuesto por siete lagunas conectadas en forma natural. Sus alrededores ofrecen un lugar agradable para instalarse, con varias opciones: camping, balnearios, cabañas, spa, appart hotel, casas de campo, restaurantes, estancias y paradores.

Todos los deportes náuticos son posibles en la laguna de Chascomús, desde natación, deportes de vela, esquí, wind surf. También es conocida y reconocida en el ambiente de la pesca de todo el país.

Según los chascomunenses y los turistas, uno de los sectores preferido es el llamado «Las Escalinatas», ubicado en los sitios más bellos de la ribera, tiene como extensión obligada el parque de Los Libres del Sur. También hay que darse un tiempito para recorrer la ciudad, típicamente construida, con su plaza central, catedral y edificios gubernamentales alrededor.

Sobre uno de los extremos costaneros se puede visitar la réplica del Fortín San Juan Bautista, sitio donde el comandante Pedro Escribano fundó la ciudad el 30 de mayo de 1779.

Más información: Municipalidad de Chascomús http://www.chascomus.gob.ar/turismo

Navarro

Su laguna, de 220 hectáreas, se localiza a una hora de la Ciudad de Buenos Aires (100 kilómetros). Es un espejo de agua muy concurrido por pescadores y deportistas fanáticos de las actividades náuticas.

Sobre sus orillas se esparcen el camping municipal, el Club de Pesca y Los Alamos. El camping cuenta además con una isla artificial a la que se accede por un puente peatonal.

Quienes lleguen hasta Navarro podrán visitar, entre otros atractivos, la Pulpería de Moreira, el antiguo solar ferroviario donde se ubica el complejo museográfico y el fortín. Otro atractivo es el Parque Dorrego.

Más información: Dirección de Turismo: Ruta 200 y acceso al camping municipal, tel. (02272) 430500. http://turismo.navarro.gob.ar/

Categorías: Viajes